El acorazado Potemkin: montaje de atracciones y patetismo

lunes, 31 de mayo de 2010
El Acorazado Potemkin (1925) es una de las grandes obras cinematográficas del cine soviético más primerizo. Su director fue Sergei Eisenstein el artífice de la teoría del montaje de atracciones y uno de los directores soviéticos más importantes.

La película trata sobre la rebelión a bordo del acorazado que tuvo lugar tras el intento de revolución que hubo en Rusia el año 1905. En una revuelta, los soldados se rebelaron contra sus superiores, y los mataron, perdiendo la vida también el líder de los soldados.



El barco hizo puerto en la ciudad de Odesa, y el pueblo se unió a los marineros en sus protestas, hasta la respuesta zarista...

El filme es un gran ejemplo del llamado montaje de atracciones, utilizado por Eisenstein. El montaje se realiza de manera que el espectador recibe grandes golpes emotivos, para así lograr que éste empatize con la causa revolucionaria, que finalmente sí había triunfado en 1917. Este tipo de montaje se enlaza con el llamado patetismo, la corriente narrativa que intenta suscitar las emociones del espectador.

Os dejamos aquí el enlace para que podáis ver esta película de 77 minutos, considerada una de las más grandes de la historia.


Mark Renton

1 comentarios:

un perro andaluz dijo...

Gran entrada¡¡ La revisaré antes del examen de cine que tengo el miercoles¡¡¡¡¡¡ un saludo¡

Publicar un comentario en la entrada

Cabeceras de Aficcionad@s


Created with flickr slideshow.