Robin Hood, o cómo acabar con tu carrera cinematográfica

lunes, 31 de mayo de 2010




Título original: Robin Hood
Año: 2010
Duración: 140 min.
País: EE.UU
Dirección: Ridley Scott
Guión: Brian Helgeland
Música: Marc Streitenfeld
Fotografía: John Mathieson
Reparto: 
Russell Crowe, Cate Blanchett, William Hurt, Max von Sydow, Mark Strong, Danny Huston, Oscar Isaac, Matthew Macfadyen, Lea Seydoux, Eileen Atkins, Mark Addy, Kevin Durand, Scott Grimes,Douglas Hodge, Alan Doyle, Robert Pugh, Gerard McSorley, Denis Menochet

Productora: Universal Pictures / Scott Free Productions / Imagine Entertainment
Género: Aventuras/acción.







Parece mentira que Sir Ridley Scott (director de obras de culto como Blade Runner, Alien: El octavo pasajero o Thelma y Louise) haya podido acabar haciendo un bodrio como la última de las visiones que el cine ha dado sobre Robin Hood. Solo el comienzo (unas pequeñas líneas TOTALMENTE imprescindibles a modo de introducción) ya es un augurio de lo que nos espera durante casi las siguientes dos horas y media.


A modo de precuela, Scott nos sumerge en un momento previo a todos los filmes de Robin Hood que hemos podido ver hasta ahora. El forajido (interpretado por un correcto Russell Crowe) acaba de volver de las cruzadas con el Rey Ricardo. Tras ser este último herido de muerte, Hood y tres de sus compañeros de batallas, se hacen pasar por los caballeros encargados de llevar la corona del rey muerto a Inglaterra, donde su hermano, Juan sin tierra, se convierte en el nuevo Rey inglés (ceremonia ridícula mediante). A partir de este momento, Robin se refugia en Nottingham, donde conoce a Marian (Cate Blanchett). El resto, pues lo típico: asaltos a la iglesia para devolverle las riquezas a los pobres, luchas para devolverle la libertad y el poder a los nobles ingleses y al pueblo en general, etc.


A mi parecer, un filme que carece de ritmo en todo momento. Que si ahora batalla, que si ahora momento romántico. Altibajos que no consiguen nada. Ni siquiera la batalla final, que todo el cine esperaba con ansia para ver si despertaba un poco, duró más de cinco minutos. La fotografía de la película se salva y nos presenta una escenografía preciosa y bien compuesta, en la línea de Scott, aunque tiene muchísimo que envidiar a películas similares del director inglés, como Gladiator.

La peor parte, sin embargo, se la reservo al guion. Vergonzoso, carente de emoción, casi adolescente. Todo el discurso a lo largo del filme chirría si lo situamos en la Inglaterra del siglo XII. Conste que esto, no lo digo solo yo ("Menos profunda de lo que pretende (...) se le añade una severidad en el tono y timbre narrativo que a veces está a punto de caer en el ridículo (...) feroz maniqueísmo" (Sergi Sánchez: Fotogramas). Preocupante lo de los guiones en la cartelera de estos últimos meses. No sé que ocurre, pero parece que los guionistas no saben demasiado bien qué hacer en su trabajo. Primero Tim Burton y su pésima visión de "Alicia en el país de las   maravillas". Ahora Ridley Scott con este intento de Gladiador medieval. Obviamente la culpa no es solo suya, pero podrían elegir mejor a sus guionistas (me entra la vergüenza ajena cuando recuerdo la "deliranza" de Johnny Depp o el discursito de Ricardo Corazón de León poco antes de irse al otro barrio).



En fin, una película que si bien puede llegar a ser entretenida e incluso puede suponer una de las mejores ofertas en la cartelera de las últimas semanas (imaginaros como debe de ser el resto), no creo que merezca el tener que pagar el precio desorbitado al que nos tienen más o menos acostumbrados los cines españoles.

Lo mejor de todo: la actuación de Kevin Durand, típico tío grande y con cara inocente que más de uno conoceréis por su papel de Martin Keamy en la recién clausurada serie "Lost".

Lo peor de todo: Ver a Cate Blanchett disfrazada de caballero inglés y liderando un miniejército de niños huérfanos montados en ponis (ridículo).

Solo puedo concluir diciendo que vayáis a verla si queréis, pero pensad antes si no tenéis mejores cosas que hacer con seis euros.

-Ricardus Alpert-

4 comentarios:

caligari dijo...

seguro que es mala...pero seguro que no es tan mala!!

Ricardo dijo...

jajajajajaaj, no, no es TAN mala. Pero Ridley Scott no puede permitirse el hacer algo así.

Lou Reed dijo...

Para cuando un homenaje a Dennis Hooper?

Raimunda dijo...

Ricardus me ha encantao! jeje! así no sólo soy yo la que raja las pelis... yo también creo que en los cines ahora mismo hay basurilla... y con Cate Blanchett me llevo una decepción, pues siempre suele gustarme en las pelis que hace... pero ya desde el principio no me cuadraba mucho en esta!

Publicar un comentario

Cabeceras de Aficcionad@s


Created with flickr slideshow.